Saltar al contenido
Viviendo en Irlanda

5 Hoteles con encanto a una hora de Cork

junio 4, 2020

El condado de Cork presume de tener varios lugares singulares como el castillo de Blarney – y su famosa piedra de la elocuencia- o Spike Island, una antigua prisión y fortaleza. Además de contar con coloridos pueblos, posee algunos hoteles que ya querríamos tener más cerca de casa.

Castlemartyr

Está situado a media hora de la ciudad de Cork, y a 10 minutos de destilería Jameson en Midleton. Es un enorme hotel de 5 estrellas, compuesto por una finca de 90 hectáreas y una casa solariega del siglo XVII.

El resort cuenta con un campo de golf de 18 hoyos y un spa con piscina climatizada. En su restaurante The Bell Tower se pueden degustar platos gourmet o disfrutar de un afternoon tea.

Castlemartyr es un hotel que desprende belleza y elegancia a raudales. Además, corre el rumor de que aquí fue donde Kim Kardashian y Kanye West pasaron parte de su luna de miel.

Ballymaloe House

Está situado en Shanagarry, a poco más de 30 minutos de la ciudad de Cork. Su ubicación es ideal por su proximidad a la playa. Además, está a pocos minutos del campo de golf de Castlemartyr.

El hotel cuenta con piscina al aire libre, alquiler gratuito de bicicletas y pista de tenis. Además, su restaurante ha sido galardonado en varias ocasiones por modernizar la tradicional cocina irlandesa.

No obstante, el hotel no es lo único que puedes visitar aquí.

El complejo de Ballymaloe ocupa un terreno de 121 hectáreas. En él encontramos una pequeña cafetería donde degustar dulces deliciosos. Están buenísimos, te recomendamos ir si te pilla de paso. Además de un lugar perfecto para eventos, bodas y celebraciones, una granja y una escuela de cocina.

Ballymaloe cuenta con su propia marca de productos, en su mayoría salsas y mermeladas. En su escuela de cocina se imparten cursos de varias semanas, incluso meses. Además, puedes apuntarte a sus demostraciones culinarias y workshops.

Inchydoney Island Lodge & Spa

Está situado frente a una de las mejores playas de Irlanda, Inchydoney Beach, y a una hora de la ciudad de Cork. El hotel ha sido galardonado en dos ocasiones con el premio Ireland’s Leading Spa Resort, y cuenta con un spa en el que pasarse el día entero.

Su localización es perfecta para disfrutar de una escapada playera sin dejar atrás los bonitos pueblos irlandeses. Clonakilty está a tan sólo 5 minutos en coche del complejo, y pueblos tan bellos como Kinsale, Baltimore o Schull se encuentran a 40 minutos.

La razón principal para visitar Inchydoney Island Lodge & Spa es su spa. Dispone de piscina terapeútica de agua salada, que llega directamente del océano, y ofrece una gran variedad de masajes y tratamientos de belleza.

Además, su restaurante Gulfstream -galardonado en numerosas ocasiones- sirve cocina francesa y mediterránea con unas vistas espectaculares.

Bayview Hotel

Ubicado en Ballycotton, a media hora de Cork, este hotel es espectacular por las vistas y localización que ofrece. Está situado junto a la playa de Ballycotton, a la que se puede acceder a través de los jardines del propio hotel.

En su restaurante, cuyo chef ha sido galardonado, Bayview Hotel sirve platos irlandeses y marisco fresco en una terraza frente al mar que invita a quedarte todo el día allí.

Además, en los alrededores se pueden recorrer los acantilados de Ballycotton, hacer una excursión a su peculiar faro negro o visitar la destilería Jameson.

Garryvoe Hotel

Elegante, con espectaculares vistas al mar y a tan sólo media hora de Cork. El hotel dispone de centro fitness con piscina de 25 metros, bañera de hidromasaje al aire libre y sala de fitness.

Aunque la nota más alta del hotel se la lleva su restaurante. Garryvoe compra todas las mañanas en el muelle de Ballycotton el marisco que sirven en Cave Bar y Lighthouse Bar & Grill.

Este hotel se encuentra muy cerca de Ballymaloe House, Castlemartyr y Bayview hotel. Estando alojado en este hotel, puedes asistir a una clase de cocina en Ballymaloe, visitar los acantilados de Ballycotton o jugar al golf en Castlemartyr.