Saltar al contenido
Viviendo en Irlanda

Whiskey irlandés: ¿cuáles son las mejores marcas?

abril 16, 2024
Whiskey Irlandés

El whiskey irlandés es una bebida emblemática de Irlanda, conocida por su suavidad y carácter distintivo. A través de este artículo, exploraremos desde los orígenes del whiskey irlandés hasta sus diferencias fundamentales con el whisky escocés, y te llevaremos en un recorrido por algunas de las mejores marcas de whiskey irlandés y destilerías que no te puedes perder si viajas a Irlanda.

El whiskey irlandés tiene una historia rica y prolongada, que se remonta a más de mil años. Se cree que los monjes fueron los primeros en destilar ‘uisce beatha‘ (agua de vida) en Irlanda, después de aprender técnicas de destilación durante sus viajes por Europa en el siglo XII. Desde entonces, el whiskey irlandés ha evolucionado, pero siempre ha mantenido su enfoque en la calidad y la tradición.

Diferencia entre el whiskey irlandés y el whisky escocés

Aunque tanto Irlanda como Escocia son famosas por su whisky, existen diferencias claras en su producción que afectan el sabor y la textura del producto final. El whiskey irlandés generalmente se destila tres veces, mientras que el whisky escocés se destila dos veces. Esta triple destilación hace que el whiskey irlandés sea más suave y ligero en comparación con su contraparte escocesa.

Otra diferencia importante es el material de fermentación. El whiskey irlandés tradicionalmente utiliza una mezcla de cebada malteada y no malteada, lo cual es raro en Escocia. Además, el whisky escocés a menudo tiene un fuerte sabor ahumado debido al uso de turba en el proceso de secado de la malta, una característica generalmente menos prominente en el whiskey irlandés.

Los mejores whiskeys irlandeses

Cuando hablamos de whiskey irlandés más vendido y de alta calidad, hay varias marcas que destacan:

Jameson

Probablemente la marca más reconocida de whiskey irlandés a nivel mundial, Jameson es conocido por su suavidad y versatilidad.

  • Jameson Original: Este es whiskey clásico, conocido por su suavidad y equilibrio. Es un blend que pasa por una triple destilación y luego se madura en barricas de jerez y bourbon. Tiene notas de vainilla y especias con un toque de dulzura frutal.
  • Jameson Black Barrel: Madurado en barricas doblemente carbonizadas, este whiskey ofrece un mayor nivel de intensidad y riqueza. Notarás un gusto más robusto con toques de nuez, especias y vainilla, seguido de un final suavemente dulce y amaderado.
  • Jameson Caskmates: Una serie innovadora donde Jameson colabora con cervecerías para madurar su whiskey en barricas que antes contenían cerveza. Dependiendo de la cerveza, los sabores pueden variar, pero generalmente incluyen notas de cacao, café y un toque de lúpulo.

Bushmills

La destilería más antigua del mundo ofrece whiskeys que son suaves pero con carácter, con notas frutales y especiadas.

  • Bushmills Original: También conocido como «White Bush», este blend combina un single malt whiskey con un whiskey de grano, resultando en un producto ligero, suave y versátil, ideal para cócteles.
  • Bushmills Black Bush: Destacado por su alto contenido de maltas y maduración en barricas de jerez oloroso, este whiskey es rico y frutal, con notas intensas de frutas maduras y especias dulces.
  • Bushmills 16 Year Old Single Malt: Tres tipos de maduración (bourbon, jerez y porto) se combinan para crear un whiskey complejo y equilibrado, con sabores a frutas, nueces y chocolate, y un final largo y suave.

Redbreast

Es una de las marcas de whiskey irlandés favoritas de los amantes del whisky. 

  • Redbreast 12 Year Old: Este pot still whiskey es famoso por su textura cremosa y sabores complejos de frutas, especias y toffee. Madurado en una combinación de barricas de bourbon y jerez, ofrece un acabado cálido y prolongado.
  • Redbreast Lustau Edition: Una edición especial que pasa un tiempo adicional madurando en barricas de jerez Lustau, brindando capas adicionales de frutas secas y nueces, junto con una rica dulzura.
  • Redbreast 21 Year Old: El miembro más viejo de la familia Redbreast, este whiskey es excepcionalmente suave y complejo, con notas de mango, piña y especias de madera, culminando en un final muy satisfactorio y prolongado.

Teeling

 Relativamente nueva en el escenario del whiskey, Teeling ha ganado múltiples premios por su enfoque innovador en la producción de whiskey irlandés.

  • Teeling Small Batch: Madurado primero en barricas de bourbon y acabado en barricas de ron, este whiskey es vibrante y ligeramente picante, con notas de vainilla y melaza.
  • Teeling Single Grain: Hecho casi exclusivamente de maíz y madurado en barricas de vino californiano Cabernet Sauvignon, es un whiskey con un carácter distintivo de frutas rojas y un toque de especias dulces.
  • Teeling Single Malt: Contiene whiskys de hasta 23 años de edad, madurados en cinco tipos de barricas de vino, lo que le da un perfil de sabor complejo y frutal, con notas de melón, higos y mermelada.

Destilerías recomendadas que visitar en Irlanda

Irlanda está repleta de destilerías fascinantes que ofrecen tours y degustaciones. Aquí tienes algunas que no debes perderte:

  • Old Jameson Distillery, Dublín: Aunque la producción ahora se lleva a cabo en Cork, esta destilería ofrece una experiencia de aprendizaje sobre la historia del whiskey irlandés y su método de producción.
  • Old Jameson Distillery en Cork: Visita el lugar donde se produce una de las mejores marcas de whiskey irlandés del mundo. Aprende sobre cómo se produce el whiskey y realiza una cata de whiskey irlandés.
  • Bushmills Distillery en Antrim, Irlanda del Norte: Ofrece un recorrido íntimo por la producción del whiskey y la oportunidad de probar whiskys que no están disponibles en ningún otro lugar.